Lo asesinaron fuera de su casa

19 de sept. de 2009

Abel Pérez Burguete, de 32 años fue asesinado fuera del domicilio que habitaba con otro sujeto más en la colonia Altos del Norte, al nororiente de Tuxtla Gutiérrez. Al parecer el homicida es uno de sus conocidos, quien le quiso robar un celular de pantalla táctil.
FOTOS: Marco A. Rangel/NOTICIAS VOZ E IMAGEN DE CHIAPAS

Otro que vuelca

17 de sept. de 2009

Mayeli Paniagua Gil conducía un auto tipo Corsa con matrícula DNP-8507, sobre la prolongación del Libramiento Norte, a exceso de velocidad. En una curva perdió el control y terminó volcada. Romeo Gil Castillo, de 85 años, su abuelo, resultó lesionado.
En esta imagen se ve al foto reportero Fernando Villafuerte realizando su trabajo

Ejecutaron a otro dentro de su casa

Quirino Jiménez González, de 27 años, fue asesinado de un balazo, cuando descansaba dentro de su casa, ubicada en la colonia 27 de Febrero de Tuxtla Gutiérrez.
El asesino abrió la puerta de la casa de un empujón y pegó un tiro en la sien izquierda de Quirino, luego huyó. Quirino fue ingresado a un hospital de Tuxtla a las 21:00 horas, a la media noche perdió la vida.

Rayo mató a dos adolescentes

Un rayo mató a dos adolescentes e hirió a uno más, al momento en que se encontraban realizando una actividad deportiva dentro del Club Campiñas, de la capital de Chiapas.
Karina Asunción González Castillo, de 14 años y a Lesly Guadalupe Gutiérrez Torres, de 12, realizaban una actividad física, pues se encontraban en un retiro espiritual. En ese momento caía una pertinaz llovizna.
De pronto un rayo cayó sobre el campo y fulminó a Karina Asunción y a Lesly Guadalupe. Además hirió a José María Monzón Gómez, de 12 años de edad.

Muere luego de volcar el taxi en que viajaba

14 de sept. de 2009

Un taxi que circulaba a exceso de velocidad sobre la carretera Tuxtla-Chiapa de Coroz, volcó En el kilómetro 7+200, luego de que fuera chocado por una camioneta de tres toneladas.
Osmar León González, el chofer, y dos pasajeras, que viajaban en la parte trasera de la unidad, resultaron lesionados.
Maribel Jiménez Hernández, de 44 años, quedó prensada al interior del vehículo. Bomberos la rescataron, minutos después murió.

Lo mataron por evitar un asalto

En la colonia San Pedro Progresivo, de Tuxtla Gutiérrez, Rafael Martínez González, de 30 años intentaba detener a dos sujetos que minutos antes habían asaltado una casa.
Rafael Martínez siguió a los asaltantes por varias calles, pero uno de ellos sacó una pistola y le pegó un balazo en la frente. Rafael murió de manera instantánea. Los asesinos no fueron detenidos.

EJECUTADOS EN UNA CANTINA

Dentro del bar Pantera Rosa, ubicado en la colonia 17 de Mayo de Tuxtla fueron ejecutados dos hombres.
Los occisos convivían al interior, cuando ingresaron dos sujetos, uno de ellos gordo, chaparro, moreno y colocho, quien se acercó a la mesa y disparó cuatro balazos contra los dos hombres.
Al parecer fue un ajuste de cuentas entre pandilleros. Las autoridades nunca revelaron nada acerca del caso.

Por error se pegó un balazo

12 de sept. de 2009

Fernando Esponda Jiménez, de 15 años de edad murió al pegarse un balazo, al momento en que limpiaba una pistola calibre nueve milímetros, en el patio de su casa, ubicada en la colonia Patria Nueva. Su padre, Alcides Esponda Díaz, sargento primero del ejército mexicano, fue quien le enseñó a darle mantenimiento a las armas.
Eran las 9:15 horas. Se escuchó una detonación. Sus familiares salieron al patio y vieron a Esponda Jiménez tirado, ensangrentado, inmóvil. A un lado de él, la pistola, su funda y un celular.
Paramédicos de la Cruz Roja llegaron minutos después a valorarlo, pero ya estaba muerto.

Huía tras chocar; cayó a un barranco

Montserrat Marina Gordillo, de 19 años, conducía una camioneta tipo Ram, con placas DB-62170, sobre la carretera Berriozábal - Tuxtla Gutiérrez.
Según las versión proporcionada por Policías Federales y por los afectados, Marina Gordillo metros antes había chocado por alcance a un auto Malibú con matrícula DPA-9376, y por esa razón se daba a la fuga.
Uno de los neumáticos de la camioneta explotó; Marina Gordillo perdió el control, invadió el carril contrario, salió de la carretera y cayó a un barranco de unos tres metros, en el kilómetro 142+900. La dama estuvo a punto de caer 50 metros más.
Paramédicos la rescataron con vida y la trasladaron a un hospital. Días después fue dada de alta.